Mesolifting e I.P.L.

Lifting sin cirugía

 Se conoce como Mesolifting al procedimiento que utiliza a la Mesoterapia para el tratamiento de los trastornos ligados al envejecimiento facial. Es un método sencillo, indoloro, sin cirugía que se realiza en consultorio y permite estimular los procesos naturales para la reestructuración cutánea. Es uno de los pilares del Lifting sin cirugía.

La Mesoterapia o Intradermoterapia es una técnica que consiste en la administración de fármacos directamente en la dermis por medio de microinyecciones. De esta manera cada sustancia queda en contacto directo con el tejido que está afectado en cada una de las patologías a tratar. Es un procedimiento que puede realizarse en hombres y mujeres a cualquier edad.

 En cada sesión pueden combinarse sustancias para lograr una mejoría en general y para tratar una alteración en particular. Es por esto que se elabora un plan personalizado adaptado a cada paciente según su examen físico, historia clínica, deseos y expectativas. Se aplican sustancias tensoras, miorrelajantes, despigmentantes, vitaminas, hidratantes, nutrientes, antioxidantes, oligoelementos, estimulantes de la regeneración de colágeno y elastina, Ácido Hialurónico, plasma rico en plaquetas en base al la terapia orthomolecular-. Así se busca estimular al fibroblasto, aumentar el colágeno, la elastina y los componentes de la matriz extracelular, atacar los radicales libres, promover la renovación celular. Estos cambios tienen como consecuencia el Rejuvenecimiento de manera natural, “de adentro hacia afuera”.Arrugas de expresión o dinámicas y arrugas por envejecimiento o fotoenvejecimiento; se busca disminuír la contracción continua del los músculos que generan las arrugas de la frente, del entrecejo, peribucales (“código de barras “) y las patas de gallo y así producir la atenuación de estas arrugas.

Flaccidez: la disminución del tono se observa sobre todo en el tercio inferior de la cara, provocando pérdida de definición de la línea mandibular y del ángulo del cuello, descenso de la comisura labial, aparición de moflete y líneas de marioneta, aumento de surco nasogeniano. Esta situación requiere la administración de medicación de acción tensora.

Manchas: se observan en todo el rostro y escote, son un estigma del paso de los años. Para aclararlas se utilizan fármacos de acción despigmentante.

Pérdida de volumen: es más evidente en el tercio medio, sobre todo en la mejilla y también en los labios y escote. Para corregir este problema se aplica medicación que regenera los tejidos, como ser el Ácido Hialurónico.

Falta de brillo: la pérdida de luminosidad genera un aspecto desgastado de la piel, para revertir esta situación son útiles las sustancias hidratantes y vitaminas.

Adiposidad localizada: en el cuello puede verse un aumento de grasa que hace que se borre el ángulo del cuello, su disminución se estimula combinando sustancias liporreductoras y tensoras.

Es un procedimiento no doloroso ya que el calibre de la aguja que se utiliza es muy pequeño, las inyecciones son muy superficiales y se aplican con una maniobra rápida. Aunque no son habituales, pueden verse pequeños puntos rojos del tamaño de una cabeza de alfiler y más raramente algún hematoma puntiforme que desaparecen en pocos días. No requiere reposo, ni recuperación y el paciente retoma sus tareas habituales de inmediato.

 El número de sesiones depende directamente de la evaluacion del paciente y van de 4 a 12 sesiones.

Actualmente y gracias al advenimiento de la tecnología medica estética, combinamos este procedimiento con IPL (Luz Pulsada Intensa) para rejuvenecimiento, más el agregado de radiofrecuencia bipolar facial.