Cáncer de Piel - Melanoma

¿Cómo prevenirlo?

Controle sus lunares

El examen dermatológico es la base para detectar el melanoma.

El melanoma es un tumor conocido desde la antigüedad pero el interés por él se ha disparado en los últimos años debido al fuerte incremento de la incidencia derivado de la exposición solar, hasta el extremo de que en la década del '90 se llegó a hablar de epidemia de melanomas. El examen dermatológico es crucial para su detección temprana, han insistido los participantes en el IX Congreso Mundial de Cáncer de Piel.                

El melanoma es uno de los tumores que a partir de una lesión de unos milímetros, puede producir la muerte.

El comportamiento del melanoma es diferente al del resto de los cánceres de piel, debido en gran parte, a un origen embriológico distinto, proveniente de la cresta neural. Su tratamiento también difiere al del resto de los cánceres cutáneos. Es uno de los tumores más peligrosos de la piel por su alta mortalidad. Además, requiere exámenes y controles periódicos para el paciente y también para los familiares directos, ya que se relaciona a su origen genético.

En la sesión dedicada a esta neoplasia, los participantes señalaron que en los años noventa representó el 1,2% del total mundial de nuevos cánceres. En el nuevo siglo, el 67% de las muertes por cáncer corresponden a mama, colon, recto, vejiga y melanoma, en orden decreciente. En relación con otros cánceres, el melanoma, el hepatocarcinoma y el linfoma de Hodgkin son las únicas neoplasias malignas que en estos años muestran tendencia a incrementar su incidencia.

Ver más...

 Muertes evitables

Ashfaq A. Marghoob, del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, de Nueva York, "el actual aumento en la incidencia y mortalidad puede deberse principalmente a melanomas diagnosticados en nacidos antes de 1950. Aquellas personas con un riesgo más alto parecen corresponder a hombres mayores de 50 años".

Dan Rigel, profesor de Dermatología de la Universidad de Nueva York, destacó que el melanoma ha aumentado un 6% al año en las últimas cuatro décadas en Estados Unidos. Hoy día, uno de cada 67 americanos desarrollará melanoma a lo largo de su vida, mientras que en el año 2010, será uno de cada 50 individuos. En total, se dan 54.200 melanomas al año en Estados Unidos y mueren 7.600 personas. Según Rigel, "con un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado, la mayoría de estos pacientes no debería haber muerto".

Alfred Kopf, también de la Universidad de Nueva York, insistió en la importancia de un examen dermatológico corporal total para la detección precoz de lesiones precursoras de melanoma o de melanomas declarados. "Esta medida puede complementarse con el autoexamen de piel".

La curación del melanoma exige un diagnóstico precoz, pero también unos claros criterios de actuación, tanto en su extirpación como en los tratamientos complementarios utilizados. La extirpación quirúrgica en una fase en que el melanoma esté limitado a la epidermis y no sobrepase la membrana basal supone una supervivencia del 100%.

Para más información vea: